Es difícil predecir el futuro pero no imposible. Prestando atención a los expertos, fuentes de referencia y analizando la evolución que ha tenido el diseño en el 2018, podemos plantear una serie predicciones sobre las tendencias de diseño gráfico del 2019.

En este post hemos recogido nuestra compilación particular de tendencias de diseño gráfico para el 2019. Por favor, pasen y lean.

1. El 3D más sólido que nunca.

Más que una tendencia, el 3D viene siendo una constante en los últimos años. Atrás quedó su uso exclusivo para recrear prototipos industriales o ambientes de decoración. Ahora el 3D tiene un uso mucho más creativo y artístico. Por ejemplo, este año vamos a ver muchos más personajes y diseños planos convertidos a 3D. Y tiene todo el sentido del mundo, ya que el grado de impacto de este tipo de imágenes, es muy alto.

Los diseñadores gráficos profesionales, están ampliando sus habilidades y encuentran en el 3D posibilidades infinitas para convertir su creatividad en imágenes muy potentes. La convivencia del 2D y el 3D será otra de las constantes. La inclusión de elementos reales en escenas de 3D captan la atención del espectador y transportan nuestra imaginación al infinito.

La aplicación del 3D en la tipografía será también un recurso muy potente para los diseñadores. No importa qué tipografía utilices, incluso (aún arriesgándome a que me quiten el carnet de creativa) diría que hasta la Comic Sans queda brutal en una escena de 3D bien construida.

Dirección de Arte e Illustración by Peter Tarka

Lo cierto es que, cada vez más, se está fusionando el 3D con otras disciplinas del diseño. Cada vez lo tenemos más normalizado, ya no es un recurso exclusivo de ingenieros y arquitectos, ni de grandes productoras de cine de animación. Ahora, si disponemos de un móvil relativamente nuevo, podemos crear imágenes en 3D o ¿crees que fue causalidad que Facebook lanzara en el 2018 su nueva funcionalidad para publicar fotos en 3D?

De hecho, estas escenas abstractas de 3D inspiran los shootings editoriales.


2. Tipografía XXL.

Si estamos hablando de tendencias de diseño gráfico, hay que hacer una parada obligatoria en la tipografía.

Con los entornos digitales, hemos visto cómo las tipografías San-Serif han copado el escenario dada su alta legibilidad. Desde hace unos años, las tipografías manuscritas también están pegando fuerte, las podríamos colocar en segunda posición de las más utilizadas. Aportan personalidad y tienen también un alto grado de legibilidad. Pero este año va a ser el que se exploten las posibilidades de las fuentes Serif, tanto en entornos digitales como en offline.

Las marcas necesitan otros recursos si quieren distinguirse. Si todos hacemos lo mismo, nadie es diferente. Los diseñadores recurriremos, cada vez más, a las tipografías de serifa para crear logotipos. Tienen personalidad, son elegantes y, si están bien construidos, son increíblemente estéticos.

Pero independientemente de que sea San-Serif, Serif o Manuscrita, este 2019 será una tipografía MAXI. Los diseñadores nos lo tendremos que currar para integrar la tipografía con el diseño. No hablamos de poner un título, hablamos de que los tipos interactúen con el resto de elementos y en el espacio. Combinar diferentes pesos, anchos y orientaciones, será la norma en el 2019.

De una tipografía que interactúa con el resto de elementos y de unos tamaños maxi, aparece un recurso que será caballo ganador este año, las tipografías contorneadas.

3. Color.

Seguimos con la tendencia del 2018 de colores vivos y degradados. Aunque las paletas de colores pasteles tienen gran aceptación, sobre todo en redes sociales visuales, la potencia de las combinaciones de color de alto contraste y los degradados futuristas, son un grito para captar nuestra atención.

La gran cantidad de contenido visual, hace que varias tendencias convivan en el tiempo. Y otra de las que va a estar presente respecto al color en este año, va a ser el uso de las paletas monocromáticas minimalistas.

En esta misma línea, hemos visto un patrón en la gama cromática de la fotografía, que será tendencia TOP en el 2019. Este punto lo hemos incluido en nuestro post de Tendencias en contenidos visuales para el 2019, échale un vistazo.

4. Metal Heavy Metal.

Los metalizados se colaron en nuestras vidas desde que pasaron a ser los acabados de los smartphones más exclusivos. En los últimos años, hemos visto un resurgir de los metalizados en diferentes industrias, el rosa gold, el plomo, dorados, platas… Para el 2019 creemos que los metales van a copar los diseños, quizás usados con más moderación y combinados con colores mate. Además, los tornasolados y los efectos iridiscentes, van a ser top trend en este año.

5. Déjalo fluir.

Los fluidos serán otra de las fuentes de inspiración para los diseñadores. Aplicados en transiciones, en fondos o como movimientos fluidos, veremos un entorno líquido en el que los diseños adquieren una libertad diferente.

Las imágenes rotas con efecto como de error de vídeo, el “glitch” será otro de los recursos que veremos y que se asemeja a las distorsiones provocadas en medios líquidos.

En ilustraciones, por ejemplo, continuaremos viendo espacios fluidos y manchas como recurso delimitador.

6. No marcos.

Siguiendo con esta tendencia, veremos cómo el uso de marcos para encajar o delimitar los diseños quedará totalmente relegado a último plano, porque lo que vamos a ver son composiciones abiertas. Encuadres de una imagen más amplia que muestra secciones incompletas y deja al espectador lugar a la imaginación para continuar esos diseños.

7. Remix.

En nuestro post de tendencias visuales para el 2018 hablamos del digital collage. Pues esta que os contamos ahora, diríamos que es la evolución de esta disciplina. Hablamos de la mezcla de fotografía con elementos de diseño plano. Cuando el diseño requiere un trabajo innovador e impactante, estamos viendo cómo la mezcla de diferentes técnicas da resultados muy potentes. La idea es dar un giro a la creatividad y presentar escenarios surrealistas con elementos flotantes, fotografías cortadas en lonchas, rotas, manchadas y un mix infinito de posibilidades a la hora de combinar elementos gráficos con fotografía.

8. Manchas y grabados.

Trazos improvisados y, sobre todo, manchas de color para el diseño de packaging y el branding, han sido una constante en los últimos meses. Recuerdo cómo captaron enseguida mi atención, las primeras identidades corporativas que implementaron estos elementos . Siempre pensé “qué bien funcionan este tipo de manchas para la iconografía de un branding” Ahora muchos diseñadores están usando estos recursos y cuesta identificar a la marca. Esto es como todo, hay que tener cuidado con basar el diseño únicamente en las tendencias.

El uso de recursos inspirados en un arte alternativo y en el grabado, se va a utilizar para crear diseños más personales.

Conclusiones

Las tendencias sirven para orientarnos sobre lo que se verá en los próximos meses en diferentes campos del diseño. La explosión de contenidos visuales en el entorno digital, lleva asociado un esfuerzo extra para destacar nuestros diseños en el mercado. Cada vez tenemos más medios para plasmar las ideas de los creativos y llegar a un público hambriento de diseños que le sorprendan. Veremos que el 3D cobrará relevancia y nos presentará imágenes impactantes llenas de creatividad. Colores vibrantes y degradados futuristas, metálicos e iridiscentes generarán diseños futuristas. Elementos flotantes, composiciones abiertas, tipografías maxi… En definitiva, una multitud de elementos y recursos que enriquecerán el diseño gráfico de este año. Ahora nos toca a los creativos y diseñadores definir cuáles de estas tendencias suman a nuestros proyectos y aportan a la comunicación visual ese vocabulario extra que hace que nuestro lenguaje sea exquisito.