¿Qué tendencias de diseño web lo van a petar este año? En el último post de nuestra trilogía de tendencias para el 2019, te hacemos un resumen práctico para que estés al día.  

Algunas de las tendencias que vamos a ver en este post son consecuencia de lo que hemos visto durante los dos últimos años, otras son más novedosas. Nosotros hemos hecho nuestra particular recopilación de las tendencias web que creemos más relevantes y aplicables.

1. Vídeo.

Empezamos con la menos novedosa de las tendencias que os proponemos, pero tiene su puesto asegurado en esta lista. Los vídeos a pantalla completa dirigen la atención del usuario hacia el movimiento. Además, el uso de diferentes contenidos visuales enriquece la página. La novedad aquí es que Google ha hecho un cambio hacia resultados de búsqueda mixtos, con contenido de vídeo por encima de las páginas web estándar.  

Ahora bien, si queremos conseguir una experiencia de usuario positiva, “cuidadín” ya que los vídeos consumen muchos recursos y elevan considerablemente el peso de la web. Y por tanto, los tiempos de carga. Por eso amigos, si vamos a apostar por el vídeo en portada, que sea corto y que esté bien optimizado. Además habrá que prestar especial atención a la versión móvil.

2. MAXI.

Esta tendencia ya la vimos en nuestro post sobre tendencias en el diseño gráfico para este 2019. En este caso, aplicada al diseño web, significa que la tipografía va a tener un papel principal en nuestras webs. Tamaños de letra XXXXXL sobrepuestos a imágenes y con cierta preferencia por las tipografías serif, que van a resurgir este año.

Más Ejemplos:

3. Minimalismo.

¿Tendencia o constante en el diseño? La ausencia de ruido nos permite escuchar mejor el mensaje. Por tanto, cuantos menos elementos adicionales, mejor captaremos la atención del usuario hacia un punto concreto, una imagen, un Call To Action o un mensaje. Así que, coge un post-it y escribe “menos es más”, pégalo donde lo veas bien y aplica la premisa.

Dentro de esta tendencia también queremos incluir el uso del espacio. Si estamos hablando de un diseño minimalista y limpio, tenemos que hablar de los espacios en blanco. Así que, señores, perdamos el miedo al blanco. Porque los espacios sin elementos, nos ayudan a enmarcar y dar importancia al espacio donde sí tenemos algo que mostrar.

4. Movimiento.

Como acabamos de decir, el movimiento hace que el usuario fije su atención. Dentro de las tendencias de diseño web para el 2019, vamos a ver micro interacciones, gifs y cinemagraphs como recursos con los que conseguir dinamismo para nuestras webs.

Eso sí, no nos volvamos locos, el uso estratégico de las animaciones es la clave. Podemos incluirlas en fondos, botones, iconos o en algunas de las imágenes de producto de nuestro ecommerce.

Más Ejemplos:

5. One page y landing pages.

Los diseños one page (webs de una única página) son la mejor opción para determinados tipos de proyectos. Por ejemplo, para la presentación de un producto o servicio, para eventos o para campañas especiales. Ojo, si lo que necesitas es una web corporativa, puede que el formato one page se quede corto y necesites un mapa web con diferentes páginas.

En el caso de las landing pages además, deberíamos concentrar título, subtítulo, contenido visual (imagen/vídeo), apuesta de valor, formulario y CTA en la parte superior. De tal manera que el usuario tenga la información necesaria, sin necesidad de hacer scroll, para realizar la acción que le pedimos en la llamada a la acción o CTA.

Design by Onlike

6. Sin retículas.

Parece que las secciones enmarcadas en espacios cuadrados bien definidos, van a dar paso a un diseño web mucho más libre y orgánico. Quizás ya hayas visto algunas webs donde las secciones están marcadas por divisiones diagonales. Se trata de aportar dinamismo a la navegación y que el usuario se desplace de manera fluida por el contenido, sin que este marque cambios drásticos.

7. Color mucho o nada

Aquí vemos dos tendencias paralelas. Por una parte, veremos el color reducido a su mínima expresión en diseños web donde el blanco y el negro forman la paleta principal de color. Por otra parte, las tendencias Full Colour y High Contrast también las veremos aplicadas en el diseño web. Los colores apagados van a pasar a la historia, al menos este año, en el que veremos una explosión de color en el mundo web.

8. Thumb zone.

Si hay algo que no es una tendencia es cómo usamos los dispositivos móviles. Ahora que la navegación móvil ha superado a la de escritorio, es lógico que nos fijemos en cómo utilizamos el móvil. Uno de los estudios más importantes en este área fue el de Josh Clark con su libro Designing for Touch. En el se investiga cómo los usuarios sostienen sus teléfonos móviles y cómo deben procesarse sus movimientos, particularmente los del pulgar, en el proceso de diseño web. De aquí nace otra de las tendencias del diseño web para este año, diseñar dentro de la zona del pulgar o Thumb Zone. Esto se aplica, sobre todo, a la disposición de los elementos. Veremos cómo el famoso menú hamburguesa pasa a la parte inferior de la pantalla y los ítems más importantes se colocarán en el lateral izquierdo de manera vertical.

Thumb área

9. Mobile first.

Y siguiendo con el móvil, teníamos que incluir Mobile First. No es ninguna novedad, pero era necesario incluirla en la lista. Ya no hablamos del responsive o de adaptar el diseño web a la versión móvil. Más bien se trata de diseñar directamente para móvil. Partiendo del diseño web general, habrá que plantear qué contenido mantendremos, cuál será necesario añadir, qué interacción tendrá y en qué orden lo mostraremos en la versión móvil. Por nuestra experiencia, este punto es imprescindible a la hora de afrontar cualquier proyecto web.

10. Velocidad de carga.

Terminamos rápido. ¿Cuanto tiene que tardar en cargar una web? Poco, muy poco, cuanto menos, mejor. Debes optimizar tu web para que los tiempos de carga sean los menores posibles. Aquí hay una relación directa entre el tiempo que tarda en cargar tu web y el número de usuarios que se queda en ella.

Conclusiones

Estamos en primera fila asistiendo a grandes cambios en el mundo digital y el diseño web. La conclusión que podemos sacar de esta recopilación de tendencias, es que la parte técnica se fusiona con la parte estética, para dar como resultado un diseño global, obligado a cumplir con ambos aspectos.

Con este post cerramos nuestra trilogía de tendencias para el 2019. Os dejamos aquí los links a los últimos post por si aún no os los habéis leído. Ahora amigos el siguiente paso es comenzar a aplicar las tendencias que aporten valor a nuestro trabajo.